Sistemas de Circulación Forzada, ¿En qué consisten?

 En Energía solar

La energía solar o también llamada energía termosolar se basa en aprovechar la energía que produce el Sol y almacenarla para así poder abastecerse de ella. Pero ¿Cómo podemos extrapolar esta energía al uso doméstico? Aquí es donde entra Novasol y su sistema de circulación forzada.

Un sistema de circulación forzada es muy sencilla de entender, empieza por dos colectores solares que captan el calor solar, su energía, que es transmitida a un líquido interno que calienta el agua sanitaria, en el caso de ser uso doméstico para el hogar, por el contacto con las tuberías.

Los equipos más famosos en este caso son los compactos que están compuestos por un solo depósito de almacenamiento de agua de 150 litros de capacidad y un colector de 2 m². Estos sistemas los puedes encontrar en abierto y en cerrado, aunque lo más común por su eficiencia son los equipos de sistemas cerrados, pueden llegar a suministrar hasta el 90% del agua caliente necesaria anual para una familia de cuatro personas. El suministro siempre depende del uso que se le dé y de la radiación que reciba el equipo para así poder trabajar en su plenitud. Dichos  sistemas evitan la emisión de hasta 4,5 toneladas de gases nocivos para la atmósfera.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, en Novasol estamos encantados de ayudarte y en poder asesorarte en elegir entre nuestros sistemas solares de energía solar para el hogar.

Publicaciones Recomendadas