Los efectos positivos de las energías renovables en el medio ambiente

 En Energía solar

Las energías renovables tienen un impacto positivo sobre el medio ambiente. Cada vez son más las industrias que se adaptan a estas tecnologías para garantizar la sostenibilidad. Gracias a las energías renovables podemos frenar el gran problema medioambiental al que nos enfrentamos en la actualidad: el cambio climático. Sin embargo, no todas las fuentes de energía renovables dejan la misma huella en el entorno.

A continuación, desde Novasol repasaremos algunas de las principales fuentes de energía para determinar el impacto que tienen cada una en el medio ambiente.

La energía solar fotovoltaica

La energía solar es una de las principales fuentes de energía limpia y renovable. Su producción tiene un impacto positivo en el medio ambiente, porque es uno de los menos contaminantes y no utiliza recursos naturales agotables. En este sentido, podemos hablar de las siguientes ventajas:

  • Emisiones: El sistema fotovoltaico no produce dióxido de carbono al generar electricidad, por lo que no afectará el efecto invernadero
  • Ruido: Son muy silenciosos y el sistema de paneles solares genera menos ruido que los refrigeradores.
  • Paisajes: Son agradables, por lo que incluso podemos decir que hay mejoras en la estética, especialmente en el contexto del autoconsumo.
  • Suelo: En el caso del autoconsumo, el suelo no se ve afectado por las instalaciones fotovoltaicas, ya que las instalaciones fotovoltaicas suelen instalarse en la cubierta de un edificio. Por otro lado, los grandes parques solares sí dejan huella en el suelo, pero, a diferencia de otras formas de generar energía, son casi no invasivos.
  • Agua: No necesita agua para generar energía.
  • Residuos: No producen ningún tipo de residuo.

Paneles solares y sostenibilidad

Además de los beneficios medioambientales durante su funcionamiento, los módulos solares son sostenibles y se encuentran entre los menos dañinos de utilizar en la producción. El material principal del que están hechos los módulos es el silicio. El silicio se extrae de la arena, un elemento que abunda en la naturaleza. Además, tienen una vida útil muy larga, ya que un módulo puede generar energía solar hasta por 30 años. Pasado este tiempo, los módulos fotovoltaicos deben reciclarse, lo que reduce aún más el impacto de la energía solar en el medio ambiente. Los paneles solares son casi un 90% reciclables. Estos consisten principalmente en vidrio y aluminio, materiales fácilmente reciclables y elementos de silicio, plata o cobre que están contenidos en el papel.

Según la organización Our World Data, la energía solar se considera la más segura en 2020 y causa la menor cantidad de muertes a nivel internacional, ya sea por contaminación u otras razones.

La energía eólica y su impacto en el medio ambiente

La energía eólica también es una de las fuentes de energía que ayudan a reducir la huella de carbono. Para generar energía, las turbinas eólicas utilizan la fuerza del aire, que es una forma inagotable e inagotable sin causar contaminación. Sin embargo, tiene un mayor impacto en el medio ambiente que la energía solar. Las grandes turbinas eólicas afectan la vida de los animales (principalmente pájaros y murciélagos). Además de chocar directamente con las palas, debido al tamaño y resistencia de estos sistemas, también pueden producir cambios de presión atmosférica que afecten el vuelo de estos animales. Por otro lado, por ejemplo, los materiales utilizados son más contaminantes que los utilizados para fabricar sistemas fotovoltaicos. Sin embargo, se calcula que el impacto de la producción de aerogeneradores en la huella de carbono se amortizará en tan solo 7 meses.

El impacto de la energía hidroeléctrica en el medio ambiente

La energía hidroeléctrica es la fuente de energía renovable más común en España. Sin embargo, aunque la presa no contribuye al efecto invernadero, tiene un impacto significativo en el medio ambiente. Estos grandes edificios han cambiado el paisaje natural, los ecosistemas terrestres y acuáticos y la biodiversidad. Además, la gran cantidad de agua necesaria para generar energía provoca una disminución del caudal del río, lo que provoca cambios en los niveles de las aguas subterráneas o en la calidad del agua. Independientemente del impacto, sigue siendo más factible que los combustibles fósiles. El impacto de los combustibles fósiles en la tierra se describirá en detalle más adelante. Además, tiene la ventaja de que, en comparación con la energía eólica y la solar, la energía hidroeléctrica es más estable y menos dependiente de las condiciones meteorológicas.

Conclusión:

¿Cuál es la energía con menor impacto en el medio ambiente?

La conclusión es simple: la energía solar es una de las fuentes de energía con menor impacto ambiental. Estos descubrimientos y avances tecnológicos han abierto la puerta a una nueva forma de generar energía que se puede hacer de manera sostenible, apoyando así al medio ambiente y respondiendo al cambio climático. Cada uno de nosotros puede controlar cómo se producen estas energías al decidir cómo consumirlas. Además, la energía solar es la más accesible para las familias para poder contribuir al desarrollo sostenible y estilo de vida del planeta.

Si aún no ha instalado paneles solares en su hogar o empresa, no dude en ponerse en contacto con Novasol.

Publicaciones Recomendadas
El futuro de las placas solares